Niños y medios digitales





Ya avanzado el verano y con los niños todavía a mitad de sus vacaciones escolares, se me ocurre que muchos han de pasar bastante tiempo -tal vez más del indicado-, frente a televisores, computadores, tablets y videojuegos. Por lo que me gustaría compartirles una charla que dio hace algún tiempo atrás la neuropsiquiatra infanto-juvenil Amanda Céspedes, para animar a los padres a buscar la manera de disminuir esto al máximo posible en beneficio del desarrollo mental y físico de sus hijos.

Su charla se puede resumir de la siguiente manera:

I. Características del cerebro

Existe máxima plasticidad cerebral entre los 0 y los 5 años, donde es “prodigiosa” (en palabras de la Dra. Céspedes) la capacidad del cerebro para flexibilizarse, modificarse y aprender. La influencia del ambiente es vital y los niños debieran estar máximamente expuestos al ambiente. Se les debe proveer de experiencias, compañía amorosa, oportunidades de jugar y descubrir. Como metas claves para esta edad se consideran:
-Que desarrolle la capacidad comunicativa con el uso de la mirada para entender claves de contexto o situacionales (la llamada “mentalización”).
-Que desarrolle el lenguaje verbal, para lo cual es esencial hablarles mucho y leerles cuentos.
-Que tengan aprendizajes experienciales, de su experiencia directa, para lo cual necesitan tocar y manipular las cosas.

Es muy importante también que desarrolle la risa y aprenda a reírse con otros; que desarrolle una poderosa mente imaginativa donde todas las realidades sean posibles; y a entender o ser capaz de pensar lo que podría estar pensando el compañero de juego. Todo esto permite un óptimo desarrollo de habilidades sociales y el niño aprende a compartir, a respetar turnos y a integrarse adecuadamente al mundo social hacia finales de su 5to año de vida.

En esta etapa entre los 0 y los 5 años se ha producido el 80% del desarrollo del cerebro (más específicamente, la mielinización de los axones de las neuronas, lo que permite la rapidez de la transmisión de la información en el cerebro). Y el cerebro necesita para su desarrollo también (aparte de una buena nutrición y las experiencias propias), el movimiento (desarrollo motor) por lo que se espera que el niño menor de 5 años se mueva alrededor del 80% del tiempo que permanece despierto. Moverse libre y activamente: correr, saltar, andar en triciclo, trepar, etc. es vital para su buen desarrollo.

Entre los 5 y los 15 años la plasticidad cerebral es “espléndida” y dentro las metas del desarrollo están:
-Desarrollo de los talentos innatos: kinésico (movimiento); musical; artístico; naturalístico (amor por los animales); social y espiritual.
-Desarrollar gusto por leer (para aprender al menos más de 1.000 palabras al entrar a 1ero Básico).
-Desarrollar el pensamiento reflexivo y el pensamiento lógico-simbólico.

Entre los 15 y los 25 años la plasticidad cerebral es “excelente” y se termina de completar al llegar a los 25 años la madurez del cerebro (madurez que entre los 5 y los 25 años se da en un 20% ya que el 80% restante se ha dado antes de los 5 años).


II. Impacto en el cerebro de las tecnologías digitales

El impacto en el cerebro de los niños depende de varios factores:
- Edad (a menor edad, mayor impacto)
- Tiempo de exposición (mayor exposición, mayor impacto)
- La hora del día en que ocurre la exposición (mientras mas tarde, peor)
- Si es por simple diversión o por motivos educativos (TIC´s)
- Si hay o no un acompañamiento adulto intencionado

Estudios realizados en América hablan de un 50% de niños que tienen acceso a las pantallas digitales; donde los padres (de niños entre 6 y 36 meses de edad) las utilizan para regular el ánimo de sus hijos; calmar pataletas; hacerlos comer; entretenerlos en lugares públicos; hacerlos relajarse en el baño y para que concilien el sueño. Obviamente desconociendo los efectos nocivos del uso abusivo de esto:
-Se reduce tiempo total del sueño (en Chile los niños dormirían en promedio 2 horas menos de lo mínimo necesario para una adecuada salud); se altera la organización del sueño; se altera la función “détox” o de desintoxicación del sueño y los niños acumulan más toxinas en el cerebro. Esto provoca mayor somnolencia diurna, dificultades de concentración y aumentan los errores diagnósticos en relación al Déficit Atencional. Y además -y quizás lo peor de todo- se modifica en el cerebro el sistema de expectativas y recompensas.

Lo anterior quiere decir que si el niño abusa de los medios digitales para divertirse y jugar nada más, se crea adicción a ello (el cerebro se siente muy estimulado y necesita cada vez más de ese estímulo para estar bien y sentirse “recompensado” en su actividad) y como en toda adicción, si no tiene el estímulo  presente caería en depresión o distimia, estado emocional negativo en el que se sienten sin ánimo y fácilmente irritables. Y con los adolescentes, que por su propias características del desarrollo son dados a la inestabilidad emocional y al aislamiento del resto de la familia, peor.

Por tanto las recomendaciones dadas serían las siguientes:
-Criar desde chicos lo máximo posible al aire libre.
-Poner énfasis en la calidad del tiempo “off line” (paseos, conversaciones, actividad física).
-Valorar y respetar las necesidades del desarrollo de los niños en la infancia, sobre todo las referidas al jugar incansablemente y a la actividad motora, que a los padres puede agotar, pero son tan necesarias para que los niños crezcan también “mentalmente” sanos.
-Como padres ser modelos de no usar los celulares cuando se está en familia.
-Niños menores de 12 años dejar celulares y tablets en la pieza de los papás al irse a acostar (no usar después de las 19:00 o 20:00 hrs.)
-Niños mayores tener regulación de horario para usar pantallas digitales de noche, donde durante el año escolar su uso no sobrepase las 21:00 hrs. idealmente. En vacaciones tal vez se pueda flexibilizar su uso un poco y permitirles estar conectados hasta las 23:00 hrs. como máximo.

“La tecnología digital nos está cambiando el cerebro… hay que equilibrar la tecnología con el desarrollo social y las relaciones cara a cara”.- Amanda Céspedes

 Para mayor información sobre esta charla y temas similares ver aquí.


Marcela Tarifeño, Psicóloga Infanto-Juvenil.
Puerto Varas, 01 Febrero 2017.-

Consulta en Clínica Puerto Varas.


  • Problemas emocionales (depresión, falta de habilidades sociales, agresividad, impulsividad, temores, timidez, ansiedad, entre otros).

  • Dificultades de adaptación o de rendimiento escolar.

  • Problemas de la adolescencia (desánimo, irascibilidad, desorientación vocacional, dificultades con los pares, identidad de género u orientación sexual).

  • Alteraciones en las relaciones intra-familiares (separaciones, rivalidades, celos, falta de autoridad parental).
  • Orientaciones respecto a temas de apego, crianza y manejo conductual a padres de niños pequeños.



Desarrollo personal y evaluaciones psicológicas integrales en niños y jóvenes:


  • Personalidad

  • Afectividad y estado emocional

  • Autoestima, autoimagen

  • Nivel madurativo y alteraciones del desarrollo

  • Funciones ejecutivas y habilidades de aprendizaje


Valor consulta: $35.000 (reembolsable por Isapres)
Rol Profesional Superintendencia de Salud no. 14.212


Solicitud de horas a los fonos (65) 2582250 - 2582251 - 2582252 o al celular 995261704